fbpx
Conoce cómo reducir el riesgo de malformaciones congénitas en tu bebe

Conoce cómo reducir el riesgo de malformaciones congénitas en tu bebe

Las malformaciones congénitas son enfermedades de alta complejidad que se presentan con mayor frecuencia en los niños, especialmente en los recién nacidos prematuros. El Doctor Paúl Astudillo, Cirujano Pediatra y médico voluntario de Metrofraternidad, nos explica cuáles son las más comunes y qué se necesita para su tratamiento.

Una malformación o defecto congénito es un problema que se desarrolla en el bebé cuando todavía está dentro del vientre de la madre. Algunos de ellos pueden detectarse y tratarse durante el embarazo de la madre, o también durante el parto o después del nacimiento. ¿Su origen? Los expertos indican que puede ser genético, ambiental o por ambos factores.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las malformaciones congénitas son una de las principales causas de mortalidad infantil, enfermedad crónica y discapacidad a escala mundial.

Se calcula que cada año fallecen alrededor de 300 mil recién nacidos por malformaciones congénitas

Lo cierto es que los niños con malformaciones congénitos necesitan cuidados y tratamientos especiales.

El Doctor Paúl Astudillo, Cirujano Pediatra del Hospital Metropolitano y Médico Voluntario de Metrofraternidad por más de 30 años, indica que las malformaciones congénitas son enfermedades de alta complejidad que -para resolverse- necesitan ser tratadas por un equipo médico multidisciplinario. Además, es importante que los pacientes puedan acceder a instalaciones y equipos médicos altamente tecnológicos. Y esto es precisamente lo que Metrofraternidad pone a disposición de niños, niñas y adolescentes de escasos recursos de todo el Ecuador.

Malformaciones congénitas más frecuentes

La OMS informa que los trastornos congénitos graves más frecuentes en el mundo son las malformaciones cardíacas, los defectos del tubo neural y el síndrome de Down.

En el caso de Ecuador, y específicamente a nivel de órganos generales del cuerpo, el Doctor Astudillo informa que las más frecuentes son malformaciones pulmonares, atresias de esófago (falta del desarrollo del esófago del bebe), atresias intestinales (falta de desarrollo del intestino) defectos de la pared abdominal, malformaciones anorectales y la enfermedad de hirschsprung (afección del intestino grueso).

¿Quién está en riesgo de tener un bebé con defectos congénitos?

La OMS declara que aproximadamente un 94% de estas anomalías se producen en zonas con escasos recursos económicos, problemas de nutrición adecuada y difícil acceso a servicios de salud.  A esto se suman ciertos factores ambientales, genéticos que incrementan el riesgo durante el embarazo, por lo que se recomienda que las mujeres embarazadas tomen las siguientes precauciones:

  • Alimentación rica en vitaminas y minerales, en especial de ácido fólico.
  • No fumar y eliminar consumo de bebidas alcohólicas y sustancias nocivas como drogas.
  • Tener controles especiales en casos de mujeres con diabetes, sea previa o gestacional.
  • Evitar la exposición ambiental a sustancias peligrosas, como los metales pesados y los plaguicidas, durante el embarazo.
  • No consumir medicamentos contraindicados

Siempre es importante consultar con su médico y tener controles prenatales constantes para tratar a tiempo cualquier enfermedad en el bebé.