fbpx
Craneosinostosis: ¿Qué es y cómo proteger el desarrollo del cerebro del bebé

Craneosinostosis: ¿Qué es y cómo proteger el desarrollo del cerebro del bebé

Aunque esta condición podría no significar un riesgo de muerte en nuestros bebés, si puede alterar el crecimiento regular de su cerebro, afectando así funciones importantes como el aprendizaje.

Desde su primer mes de vida, los papás de Aitana notaron que su cabecita no tenía un crecimiento regular dado que el lado derecho estaba siempre planito, mientras que el izquierdo tenía una forma regular. Al acudir al pediatra, en su natal Santo Domingo, se enteraron de que su bebé tenía una malformación del cráneo y que esta condición debía ser tratada por un especialista. Algo muy similar pasó con Martina, su mamá y su abuelita habían notado que su cabecita tenía una forma extraña y en el centro de salud le informaron que esta condición – denominada craneosinostosis- requería de una cirugía de alta complejidad.

Así es como ambas pequeñas llegaron a Fundación Metrofraternidad y conocieron al Doctor Julio Gordillo, neurocirujano pediatra del Hospital Metropolitano y médico voluntario de la Fundación.  Después de una rigurosa evaluación médica, se llegó a la conclusión que -para transformar y mejorar la calidad de vida de Aitana y Martina- era necesario realizar una cirugía de corrección de craneosinostosis.

¿Qué es la craneosinostosis?

Es un defecto que ocasiona que los huesos del cráneo se cierren antes de que el cerebro termine de crecer completamente. El doctor Gordillo explica que, cuando los bebés nacen, lo normal es que los diferentes huesos de la cabecita no están completamente unidos y se generen unos espacios llamados suturas.  Sin embargo, hay situaciones donde las suturas se cierran antes y el cerebro no tiene espacio para crecer y se comienza a comprimir – esto puede ocasionar daños cerebrales y pérdida de ciertas funciones.

Imagen tomada del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC)

¿Cuáles son los signos de alerta?

Lo principal – y más importante para prevenir o tratar a tiempo cualquier enfermedad- es estar al día con los controles pediátricos. Lo ideal es que se realicen al menos una vez cada dos meses.

Observar el crecimiento armónico de la cabeza del bebé en relación al resto de su cuerpo. Existen ocasiones en que la cabeza es considerablemente más grande, o, más pequeña que el cuerpo del bebé. Si usted nota cualquier de estas situaciones realice la consulta directamente al pediatra del bebé.   

¡No se deje llevar por creencias populares! Muchas personas creen que es normal que el bebé tenga su cabecita aplanada y piensan  que “así mismo es el niño y pronto se le pasará”, esto no necesariamente es así. Cualquier anormalidad que usted detecte en su bebé debe ser planteada al pediatra para encontrar desde la medicina el diagnóstico acertado y la mejor solución.

Historias de éxito

Hoy Aitana y Martina tienen 7 meses de edad. Ambas se han recuperado de esta cirugía con éxito y están creciendo fuertes y sanas junto a sus familias. Todo esto gracias a que sus padres acudieron a tiempo al doctor y lograron acceder a una cirugía de especialidad, calidad y alta complejidad. Ellas lograron su cirugía gracias a la cobertura de Metrofraternidad, nuestros socios estratégicos y donantes.

¡Tú también puedes ser un agente de cambio! Ingresando aquí